sábado, 6 de octubre de 2012

DESDE LA OSCURIDAD
"SINIESTRA BENDICIÒN"

de Ismael Stefan Patiño Jordan, (el poeta de la oscuridad)

El conocerte fue como un lindo sueño, tantas veces deseado, tantas omitido, un sueño para ser añorado, màs no para vivirlo y sin embargo nunca relegado en el olvido, sin importar lo imposible que resultara ese deseo, hoy solo tu nombre se oye dentro de mi cada vez que mi espíritu embustero me engaña para aguardarte una vez màs, no me queda si no solo el sabor de los besos que di por tu causa ,imposible amor antes de ti un invisible antifaz sobre el rostro de la hipocresía interpretaba el papel principal en la obra de mi sobrio existir ante todos, y sin importar cuan breve fue nuestro tiempo juntos, después de ello ya nada fue igual, e incluso a través de esta gran soledad, sin poder mirarte aun puedo verte al cerrar mis ojos, y sin tenerte todavía te siento al suspirar, ángel de luz nocturna tu recuerdo es mi sombra, tu mirada el brillo de mis ojos, tu piel la huella de mis dedos, tu vida la sangre que corre por mis venas atravesando mi corazón a cada momento, y cada suspiro de melancolía acaricia con delicadeza mi alma sin vida, desde entonces, desde que tu aura de pureza me hechizo con ese negro halo de misticismo, oh! blanca obscuridad, cuantas veces a ti te busque? y cuantas sin saberlo te rechace? y cuantas te espere con ansia fingiendo que no? tan próxima y tan lejana pues que tendrías que hacer en el pantanoso abismo de mi existencia, caminando sin rumbo te haye herida y semidesnuda, a causa de tu caída, sucia con el fango del estigma, no sabia como llegaste a esta fría y obscura tierra desolada, lucero hija del alba, donde la melodía de las arpas jamás se escuchara, donde el sol nunca brillaría, donde la santidad no existe! ...como? sin todo era tan perfecto en tu reino, hasta que se hayo duda en ti, fue por tu curiosidad mas de naturaleza humana que divina la que te trajo a mis dominios, al verte aqui en el principado de potestades malignas, creí que eras una demonesa, ya que entre ustedes la única diferencia es el color de su alma, màs pronto descubrí con desencanto tu sagrado origen, aun no me explico como siendo tan distinta a mi te tendí la mano, no se por que la tomaste? no se por que no solo te abandone a tu suerte como lo hicieron alguna vez conmigo, tal vez por que se como se siente, no se por que no intente destruirte? no se por que no huiste al verme? parecía como si me conocieras... no se en que instante todo cambio para perder el sentido entre bueno o malo? no se que te agrado tanto de mi? aun ignoro que me atrajo de ti? no se por que te traje al obscuro palacio de mis deseos, desconozco por que aceptaste venir, aún ignoro por que te quedaste mas tiempo del que había creído? si todo aquí era opuesto a ti, no supe como comenzó lo nuestro? y luego no sabíamos como despedirnos, no sabíamos como postergar tu partida, no sabíamos si era posible lo que ocurría, nosotros no sabíamos si llamar a esto "amor" pues ni si quiera si era posible decir "nosotros" en la misma oraciòn; pero dentro del sombrío recinto pasamos los mejores momentos jamás vividos, y al llegar por fin el instante menos deseado abrí la puerta principal de mis ocultos deseos de par en par, sabedor de que jamás volverías por ella, y aùn asi no la he vuelto a cerrar, no querías irte, no deseaba que te fueras, màs debías antes de perder tu condiciòn divina, y sin remedio murieras en condenaciòn, un ultimo beso como adiós, el màs dulce y el màs triste, pusiste tus alas sobre mis hombros y tu pecho junto al mio, yo puse mis garras en tu cintura, y mi corazòn en tus manos, te marchaste escupiendo tus pecados, cerré mis ojos para no ver tu espalda, bebí la sucia corriente que cayo hasta secar mi boca, esta precaria salida de la pena me llevo al comienzo, el cielo cerro sus fauces para repudiar lo nuestro y en el desapareciste por siempre. Sesenta por sesenta lunas has transcurrido màs para mi ha sido una eternidad, aunque tu recuerdo es el mismo de aquel dia, el mismo que nunca puede ni quise borrar, hoy en este camino carente de màgia,y ausente de vida, ha llegado mi ultima hora en esta la batalla final, lo cual sonaría ilógico para un inmortal, pero incluso nosotros conocemos en algún momento el fin y este llegarà en un mundo decadente, lleno de seres que viven en el en la luz de su vanidad y se acompañan en contra nuestra, seres que sienten morir de soledad, seres que temen a lo desconocido, seres que se acabaran despues entre ellos mismos, seres que se temen a si mismos, irónicos seres.

Mientras yo habre de terminar hecho cenizas con el amanecer de otros tiempos, a punto de yacer entre el campo de batalla, herido de muerte rodeado por cientos de cuerpos desmembrados, empalados, o decapitados y restos putrefactos, abandonados a la rapiña, sacrificados como ofrendas a sátan, bañando con caudales de sangre la tierra que les vio nacer, esta noche aquí solo y entre las sombras de muerte, silencioso aguardo como en un sueño la pesadilla del fin, mientras el tiempo se marchita en la reminiscencia de mi angustia. no queda nada tan solo la promesa que nos hicimos en silencio, tendido en este lúgubre valle donde la guerra contra el mundo ha terminado, no aun no se que tan justo fue, mas eso no interesa, ya que el mundo carece de justicia, concluye asì la era obscura y perecemos los que ya estábamos muertos, que nos espera en la muerte segunda? lo desconozco, pero se que no es lo mismo que para los vivos, se que ni siquiera el infierno nos recibira, pues al caer dentro, habra de vomitarnos al instante como desecho inmundo de la obscuridad, sin amor, ni esperanza solo nos aguarda el olvido en un eterno vacio, la existencia nula en la penumbra del limbo, deparada solo para un ser tan repulsivo a los ojos de Dios como nosotros, ya que no existe nadie tan parecido a El en la forma de administrar la vida y la muerte que un vampiro; Hoy ya no hay arrepentimiento que importe, y no hay oraciòn que reciba respuesta, no hay sangre que me de vitalidad, no hay sangre del cordero que de redenciòn para mi,no hay oración que me redima, nada puede aliviar este sufrir entre dolores de agonía por toda la pasiòn de mi amor perdido, ya no hay esperanza de promesa alguna solo un recuerdo me he de llevar, la prometido en silencio y ningún otro hay, ángel de mi obscuridad, tu mi ángel guardián" sin que lo dijeras ahora lo sè, por fin lo comprendí, en mi vida mortal no te conocì no podía hacerlo, nadie puede y en esta otra no debía, ni sabìa de ti, pero tu si de mi y me tenias que buscar, ahora se que encontrarte no fue casualidad, sin importarte mi condiciòn viniste hacia mi, lloraste mi decisiòn, pero ello fue la única oportunidad , al menos asi te pude conocer ,y con lagrimas de anhelo que supura mi espiritu en moribundo me despido.

Justo ahora el cielo se abre màs brillante que el día esta noche, de el caén brillantes plumas de extinta luz, ahora lo comprendo, es la noche un bello arcángel de muerte con negras alas grabadas de serenidad, cubriendo con ellas mis ultimas horas, revelando en tus ojos sin que lo supieras el deseo en mi alma por mirarte de nuevo, trayéndote sutilmente de la senda perdida entre las estrellas, desde lejos en los sueños donde hasta hoy permanecías, mi fin llega cerca de ti, nuestra promesa, esa de amarnos sin vernos no se cumplió, pues viniste por mi, en el instante en que mas te necesite llegaste conmigo, sin importarte lo que esto te ha costado, renunciaste a todo, desterrado ser celestial, divina criatura de luz, ya no puedes volver a las alturas, mi angel caido, el arcangel te expulso de aquel reino solo para morir conmigo, bendita maldición, ahora estamos igual y aun asì sonries, con tus lagrimas limpias mis hèridas y con tus manos colocas mi corazòn en el hueco que habias dejado, ahora podemos ir juntos hacia la noche eterna sobre la profundidad de la muerte, reexistiendo en su vacio, empezando en el fin un nuevo comienzo mi amado fulgor de alas rotas, dividamos nuestro dolor y compartamos un nuevo placer, prevaleciendo por siempre juntos en nuestro eterno destierro de olvido.

CIRCO (autor phito torres)

En un difuso y opaco umbral de oscuridad
adentro del camper de una caravana nocturna –apenas- húmedo
por un chorro de luz que brota de un semáforo y salpica la pared de la ventana;
Maquillando su tristeza con estrellas negras,
Coloretes italianos y una falsa –pero- acertada muestra de tranquilidad,
el payaso ríe mientras se prepara para la función,
su reflejo en el portal de plata le desgarra el cuello
con el filo de una hoja de afeitar,
y el payaso ríe mientras se prepara para la función.
Hoy es noche de gala, hoy es noche de fiesta, de alegría,
De quermés, de algodones de azúcar, de juegos mecánicos,
de aberraciones nonatas y niños corriendo con las manos llenas,
hoy es de noche y por los callejones del mercado se murmura:
-que la carpa ha regresado a la ciudad!
-que han pasado ya dos años desde la tragedia!
Y como olvidarlo... si cayó de la baranda del columpio mas alto,
Y el corazón de su amante cómico se destrozó,
al unísono del cráneo de la trapecista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario