miércoles, 3 de octubre de 2012

TORMENTO CEREBRAL


Las parafilias son patrones de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en el coito, sino en alguna otra actividad. Generalmente son inofensivas, salvo cuando el objeto de placer es dañino para la persona o terceros.


Algunas parafilias son relativamente normales, otras no, por lo que yo no me imaginaba ni siquiera con que se puede excitar una persona, y la lista es la siguiente:

• Acrotomofilia: Fetichismo por las amputaciones. Maticemos que lo que pone a esta gente no es el acto de la amputación en sí, sino el muñón ya cerradito del miembro que falte. Imagínate adentro de eso un muñón completo.

• Actirastia:   Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol. Ya me imagino las eyaculaciones de varios en una playa, pensando que es por ver chicas en bikini.

• Adiestramiento animal:   Los juegos AT (sus siglas en inglés -animal training-) más perversos implican que una o más de las parejas del acto sexual interpreten el papel de un animal. El más recurrido es el papel de perro, pero parece que los caballos también son bastante populares. El “animal” puede imitar el comportamiento de la bestia o acicalarse con artículos propios del Reino Animal como collares, bozales, bridas y demás. En cualquier caso, estas criaturas no pueden circular por la autopista. Imaginate a tu pareja vestida de jirafa y tu de chango, que cansado será hacérselo por atrás y darle un besito al mismo tiempo

• Albutofilia:   Excitarse sexualmente al pensar en baños o duchas calientes. Hay gente para todo. Así que cuando alguien se pierde pensando en algo, será que acaba de entrar en tu baño y lo vas a tener de visita muy seguido.

• Amomaxia:   Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado. Y si llega la policía se te va la excitación asi de rápido.

• Anaclitismo: El acto de alcanzar la excitación sexual mediante actividades a las que uno estaba expuesto cuando era niño. Estas actividades pueden ser que te enseñen a hacer pipí en su sitio, que te coloquen unos pañales o que te pongan a jugar con muñecas sobre todo a desvestirlas.

• Androidismo: Excitación con muñecos o robots con aspecto humano y entonces las muñecas inflables entraran en este rubro?

• Antolagnia:   Excitación por oler flores. A esto se le llamara defecto de abeja obrera.

• Autoabasiofilia:   El estímulo es estar o volverse cojo. Para una persona normal eso es de locos: el perder una pierna no tiene precio.

• Autoungulafilia: Conseguir placer rascándose sus propios genitales. A esos que les gusta jugar billar de bolsillo ahora entendemos porque lo hacen.

• Avisodomía: Relación sexual con aves. Pobres gallinas¡ si de por si con poner el huevo ya sufren, ahora si tienen un dueño de este tipo? Pobrecitas¡

• Axilismo:    Masturbación dentro de la axila de la pareja y si le huele mal y le gusta entonces es doble placer.

• Balloning:   placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, estirándolos y jugando con ellos.

• Blumpy:   Esta perversión consiste sencillamente en que te hagan una mamada mientras estás en el baño cagando. Sin duda es más excitante que leer el playboy.

• Capnolagnia o capnogalia:   Excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma. Ya de plano hay de todo en este mundo y hasta de ver fumar te vas a venir, pues sale mas barato que compra una porno.

• Catagelofilia:   Los catagelofílicos se ponen a cien cuando alguien los ridiculiza. Quizás sea este el motivo por el que a Cuauhtémoc Blanco le gusta tanto salir en la tele. Vete tú a saber.

• Cremastisofilia:   El gozo sexual cuando le roban a uno y en México muchos de este tipo son felices en el paraíso del placer llamado Distrito Federal.

• Criptoscopofilia:   Excitación al contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar. Estos simplemente se le llaman mirones, no los quitas de la ventana todas las noches y menos si viven en la parte mas alta de un edificio.

• Crush:   Una categoría muy específica exclusiva de mamones a los que les va ver a mujeres con tacones de aguja apachurrando ratones o cualquier otra cosa. Imagínate si lo que apachurran es un pene y que sea el tuyo, ahh que placer.

• Dacryfilia o dacrilagnia:   Se trata de un peculiar desorden psicosexual que se desencadena al ver a la pareja llorando a moco tendido. Nada maas ponla ver las novelas de televisa y éxito seguro de tu placer insano.

• Dendrofilia:   Cuando la excitación sólo se produce al frotarse contra los árboles. Llamado en nuestro idioma como el mal del perro que orina mucho.

• Ecdemolagnia:   Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar. Vamos… los que están En Estados Unidos de América lo saben muy bien.

• Flatofilia:   Excitación proveniente del olor de los gases intestinales propios o de la pareja. Estos son del famoso chiste de que se esconden debajo de la sabana y se echan sus gases con mucho entusiasmo.

• Furtling:   Consiste en hacer que las revistas porno “cobren vida”. Se recorta un agujero para la pinga allá donde debería ir el pubis de la modelo y te la machacas con la página colgando. El furtling es casi tan bueno como la vida real, pero con el inconveniente de que te puedes cortar con el papel.

• Gomfipotismo:   Excitación provocada por los dientes y si te los tiran ya no sientes dolor sino placer, estos van al dentista muy seguido para que les metan el esmeril.

• Humming:   Se trata de una variación muy conocida de la mamada. La ejecutora debe tararear su canción favorita mientras se trabaja al compañero. Las vibraciones que se sienten (sobre todo en las notas bajas y graves de la melodía) añaden estimulación a la cosa.

• Keraunofilia:   Placer sexual por los rayos y truenos y si no hay lluvia pues utilizan una lámina pa hacer el sonido de trueno para su excitación.

• Knismolagnia:   Está justo en los límites de lo que sería una perversión sexual aceptable. Consiste en ponerse cachondo cuando la otra persona te hace cosquillas.

• Latronudia:   Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.

• Menstruofilia o menofilia:   Fascinación enfermiza por todo aquello que tiene que ver con el tema de la menstruación femenina. Abarca desde los que se ponen cachondos al ver a una mujer ponerse o quitarse un tampón, hasta los que les va ver por una webcam cómo se lo quitan y lo chupan hasta dejarlo más seco que el ojo de un tuerto y son los que buscan en la basura ese tipo de toallas femeninas pa hacerlas de a vampiro.

• Nasofilia:   Ponerse cachondo al ver una nariz del tamaño de un piano. La nasofilia podría ser entonces la clave del éxito de gente como Pinocho, Rosy de Palma o Gérard Depardieu que si no lo has notado tienen enorme nariz.

• Nosolagnia:   Excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal estos son las mas mala onda por querer saber como se encuentra la enferma y quieren entrar a cada rato a verla pa ponerse cachondos.

• Oclofilia (ochlofilia):   Excitación ante una multitud de personas reunidas por lo que debes de tener cuidado de que haya un de ellos en un concierto de rock. Dice el dicho “caras vemos, mañas no sabemos”

• Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia:   Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos a estos los ves muy seguido en las tiendas de ropa o en los museos, dándose la excitación de su vida.

• Plush:  Si por casualidad acabas en una página web sobre el plush mientras navegas por Internet, no sabrás si cagarte de la risa o si buscar refugio en las faldas de tu madre. El plushing les va a hombres maduritos que disfrutan vistiéndose como personajes de dibujos animados. En el plushing se incluye también el amor desenfrenado por ositos de peluche y similares. Son los que compran los disfrazes de Winnie Pooh, burro o shreck según pa la fiesta de sus hijos, pero es para hacer sus cochinadas mas a gusto en su hogar.

• Stuffing:  Parece que se trata de una técnica más o menos popular entre los gays. El stuffing consiste en insertar cosas finas y cilíndricas (termómetros, alambres, limpiapipas y artículos similares) por el agujerito de la pinga para aumentar gradualmente el tamaño de la uretra con el paso del tiempo. Según dicen, el compañero podrá en su momento meter la verga por este nuevo agujero agrandado. Será cierto? A ver si quien lo intente después nos platica su experiencia.

• Tafefilia:  Excitación proveniente de ser enterrado vivo.

• Xenofilia: La excitación sólo se produce ante parejas de distintos países, por eso a veces vemos gringas con mexicanacos mas federales que un oso con lentes.

Pues por el momento son los que encontré para comentar algo con los cuates pero faltan algunas más, así que les daré después un asegunda lista, vale?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario